FANDOM


6Jave

Jave Anciano Caballero Dragon

"Que cabalgues en las alas del viento y eches raíces en la tierra" -- Jave recitando un escrito del Templo del Dragón.

Jave, quien habita y regenta las Ruinas del Dragón, el quinto territorio de Asgar es el más joven de los Siete Caballeros.

Fue abandonado por sus padres en el interior de las Ruinas del Dragón, os Guardianes tomaron la decisión de hacerse cargo de él junto con otros Dragones. Ellos le enseñaron a hablar el idioma de los humanos y a utilizar la magia. Es el encargado de proteger las Ruinas del Dragón junto con los dragones.

Un día durante su niñez, encontró a otras personas y se dirigió con ellas al pueblo. Pero fue deslumbrando a los campesinos debido a sus habilidades sobrenaturales...

Quedando exiliado e impactado por lo sucedido, Jave quedó malherido y acabó odiando al resto de humanos.

Como los Guardianes previeron el peligro que Jave podría causar, le entregaron un huevo de Dragón con el fin de enseñarle el sentido de la responsabilidad y para controlar sus propias emociones. El huevo de Dragón acabó eclosionando hasta llegar a ser el Dragón llamado "Red".

Mientras creía, dominó sus emociones y llegó a tener amigos como Rudy y Spike. En lo referente a emociones humanas no se diferencia de las de un niño.

Posee un Fragmento de la Destrucción el cual le otorgó poder sobrenatural y gracias a su pasado, actúa como una bestia. Ahora él es el guardián del Templo del Dragón y usa su poder para mantener tanto a humanos como monstruos lejos de él.

Cuando vio como los humanos que vivían en las Ruinas del Dragón eran cazados y asesinados por los lagartos y trolls de la zona los dejó entrar en el Templo del Dragón, pero en un momento dado una niña robó el tesoro del templo, la Perla de Dragón, y salió huyendo, por lo que expulsa a todos los humanos, ya que no puede tolerar ese comportamiento. Por suerte interviene la Expedición de Evan en lo sucedido.

La Expedición de Evan encuentra a la niña, quien había robado la Perla del Dragón con la intención de que viniera su guardián Jave, y protegiera a los aldeanos contra los monstruos. Una vez aclarada la situación, Jave decide formar un ejército y proteger la aldea, aunque no puede quedarse allí para siempre.